"Método Singapur ®" "PETITSINGAPUR®" y "Matemáticas Método Singapur ®" son marcas registradas ente la OEPM

@2016 by MÉTODO SINGAPUR®. 

-

-

Seamos Amigos

Importancia de la amistad para el desarrollo integral del niño.

 

Como padres, nuestros corazones se derriten cuando somos testigos del afecto entre los niños, ya que sabemos que es fundamental para todas las buenas relaciones humanas. Pero como el amor adulto, la amistad de la infancia no es un lecho de rosas. Hay muchas etapas en el desarrollo de la amistad, y muchos los conflictos que se ciernen en el futuro. Todos los niños experimentarán la maldad, la traición, y las burlas. Y todos los niños muestran un mal juicio a veces, y pueden herir a los demás. 

 

Experimentar todos los aspectos de la amistad - el bueno y el malo - es una parte natural del aprendizaje social de su hijo y del proceso de crecimiento, tan doloroso como puede parecer a veces. 

 

¡Ánimo!, va a aprender cómo hacer y mantener amigos, así como la manera de ser un buen amigo, con su orientación y apoyo. Sin embargo, usted no tiene que enseñarle acerca de la amistad. Naturalmente, los niños reconocen que es una buena amistad recíproca ,afectiva y confiable. Aprenden las reglas de la reciprocidad y la equidad entre sí a través de interacciones en el juego. Tu hijo no te necesita para gestionar su vida social, pero sí necesita de tí para tener un entorno estable, propicio para su experimentación social.


Las etapas de la Amistad   

 

Tu hijo es capaz de elegir un amigo tan pronto como se pueda bajar de tu regazo y arrastrarse alrededor. Mientras que las primeras amistades de los bebés se limitan generalmente a los parientes o hijos de amigos cercanos, la investigación ha demostrado que los niños tan pequeños como de 12 meses logran tomar decisiones independientes sobre la amistad (demostrado por el tiempo que pasan sentados al lado de su compañeros de juego).

 

De 1 a 3 años, la atracción física y simpatía mutua es la base de la amistad, pero los niños pequeños no son capaces de sostener un juego coordinado. Se sientan muy cerca uno del otro para realizar un juego individual - algo conocido como juego paralelo -. Para apoyar las amistades en el crecimiento de su niño a esta edad, sólo tiene que proporcionarle oportunidades de estar con otros niños, y ayudar a resolver conflictos ocasionales. 

 

Entre las edades de 4 y 7, el juego es mutuo, la reciprocidad es el pegamento de la amistad. Los niños se vuelven cada vez más capaces de generar juegos de fantasía complejos, asumiendo roles, dando el uno al otro instrucciones, y compartiendo el liderazgo. 

 

En torno a los 7 años, la conversación se convierte en el centro de la amistad. Las discusiones tienden a ser acerca de lo que tiene que ver con la escuela, para ser "cool" ,ganar la aceptación social, y para evitar meterse en problemas. Guardar secretos de los adultos también comienza en esta etapa. Si bien estos no son profundamente reveladores o significativos para los adultos (por lo general son acerca de quién tiene un "novio" o si hicieron algo embarazoso en la escuela), ellos se sienten intensamente felices de exponerlo. 

 

En la escuela media, la amistad comienza en realidad. A los doce años de edad comienzan a compartir confidencias reales con sus amigos: sus miedos, sus fantasías, la disfunción en el matrimonio de sus padres. Los chicos de secundaria realmente comienzan a abrir sus corazones el uno al otro, que es una de las razones por la que las amistades pueden sentirse como una cuestión de vida o muerte. A esta edad consciente de sí mismo, se forma una nueva identidad como una persona separada de la familia, la traición de un amigo puede ser abrumadora.

 

El poder del grupo

 

Los niños pequeños se dan cuenta rápidamente de que, mediante la formación de un dúo o un grupo pequeño, pueden tener un fuerte impacto en los demás. Ellos quieren elegir su tipo de juego y sus compañeros de juego. Si su juego es siempre atractivo para los demás, es posible que pronto se sientan en populares, por lo que declararán que han formado un "club".

 

 Los "clubes" de infancia pueden durar un día o dos, pero la pertenencia al grupo es fluida. Entre 3º y 4º curso, sin embargo, la pertenencia al grupo es mucho más fija y la cuestión de quién está "in" y quien está "fuera" se aplica cuidadosamente por los líderes sociales - los "chicos populares -." En la escuela primaria tardía, hay una escala social en todas las aulas, con los niños muy populares (15%) en la parte superior, el grupo aceptado (45%) a continuación, seguido por el grupo de la media (20%) y el grupo inclasificable (20 %).


Apoyar las amistades de su hijo


Hay una cierta cantidad de dolor social lógico en la infancia. Esto es parte del aprendizaje de la complejidad de las relaciones sociales. Es posible que los padres se sientan un poco impotentes y desconcertados cuando la vida social de su hijo se vuelve más compleja.

 

Pero recuerde que usted le dio a su hijo sus primeras lecciones sobre la reciprocidad en los 3 primeros años de vida, y sigue teniendo un papel importante como el adulto de mayor confianza. Si se centra en escuchar a su hijo y tiene la mente abierta acerca de sus experiencias de amistad, la confianza  continuará en los momentos de alegría y en los  problemas.

 

Estas son algunas de las estrategias que puede utilizar para ayudar a su hijo a aprender a ser un buen amigo y a hacer frente a las situaciones sociales difíciles que puedan surgir.

 

  • Preocuparse un poco menos. La mayoría de los niños logran identificar la amistad y la vida del grupo bastante bien. La mayoría es capaz de superar los trastornos inevitables, los rechazos y las traiciones sin terribles cicatrices. Pero incluso los que tienen cicatrices tienen la oportunidad de sanar a medida que crecen y encontrar nuevas oportunidades para la amistad, el amor y la aceptación.

  • Proporcionar ayuda sutil. Se puede proporcionar una gran cantidad de guía, modelado, y apoyo al niño, pero la mayoría de las veces debe ser invisible. Por ejemplo, en la guardería puede ser atraído por otro niño durante el día escolar, pero no sabe cómo transferir esa amistad en las horas fuera de la escuela. Preguntele si le gustaría invitar a ese amigo para una cita de juegos. Trate de hacer espacio para el juego en casa, en algún lugar en el que pueda entretenerse con un amigo. Si su hijo va a tener amigos, él tiene que tener permiso para ser el anfitrión. Del mismo modo, se necesita permiso para visitar las casas de otros niños; esto va a mandar el mensaje de que desea que busque amistades y que usted como padre las acepta.

  • Modelar la empatía y la reciprocidad. Los dos bloques de la construcción más importantes de la amistad son la capacidad de aceptar el punto de vista de otra persona, y la voluntad de compartir. Usted mismo como padre debe enseñar la empatía mediante el ejemplo.

  • Mostrar la inclusión. Invite a las personas a su hogar, trátalos con respeto, diviértase con ellos, y demuéstrele a su hijo por qué valoras a tus amigos. Si hay personas nuevas viviendo en el barrio, invitalos a una parrillada. Esto ayuda a su hijo a aprender a dar la bienvenida a los recién llegados en la escuela.

  • Sepa dónde se coloca su hijo en el grupo. Si sospecha que se siente solo o está teniendo problemas sociales, hable con su maestra. Los maestros saben lo que pasa en la escuela y pueden ofrecer ayuda con la compenetración. Usted necesita saber si su hijo tiene hábitos que molestan a otros niños para que pueda ayudarle. Si él es popular, ayudarlo a ser un líder positivo y usar su poder con sabiduría.

  • Darle una amplia gama de oportunidades de amistad y de grupo. Asegúrese de que su hijo tiene oportunidades para formar amistades. Si parece aislado en la escuela, podría necesitar otro grupo en el que encuentre un amigo: un grupo de la iglesia, un grupo de scouts, o una actividad artistica, o el deporte después de la escuela .

  • Mantenga a su hijo responsable de su comportamiento. Las burlas, la intimidación, el chisme, y la exclusión de todo violan nuestras creencias morales. Si ve que su hijo lastima a otro niño, debe reprenderlo y hacerle entender por qué eso está mal. Ayúdalo a reconocer que está mal y ayudarlo a poner fin a la situación.

  • Escuche a su hijo. Estar disponible cuando quiere hablar de su vida social. Reconocer las dificultades y aceptar las complejidades. No reaccionar de forma exagerada y no tratar de resolver todos los problemas. Cuando le pregunto a los niños, "¿Qué es lo más útil que tus padres?" Siempre me dan alguna variación de lo siguiente: "Mi mamá escucha Ella sólo escucha.". Incluso para los niños pequeños, es más importante que usted pueda escuchar que darles estrategias, a pesar de que están más abiertos a los consejos que los niños mayores.

 

Cuando los niños están en riesgo

 

Si bien es molesto escuchar que su hijo está siendo excluido, si por alguna razón se aleja del grupo de su clase no hay razón para preocuparse. Los niños de este grupo - 80% de todos los niños -. casi seguro que tienen al menos un amigo, que los protege de experimentar los largos días solitarios en la escuela,  que sufren el 20% de los niños en la escala social (el grupo inclasificable) por quienes los psicólogos se preocupan. 

 

Estos niños de la escala inclasificable pueden no tener ningún amigo en absoluto. Se dividen en tres categorías: niños abandonados (5%); niños controvertidos (5%); y los rechazados (10%). Los niños abandonados tienden a ser muy tímidos, muy apegados a sus familias, y buenos estudiantes; no atraen mucho la atención de sus compañeros. Los niños controvertidos pueden tener algunos rasgos similares a sus compañeros, pero también tienen hábitos molestos - siendo malo en un deporte o que tienen una mala higiene, por ejemplo. Los  niños rechazados son demasiado agresivos desde el principio y reaccionan a ser rechazado con más agresividad, mostrándose deprimidos y retraídos.

 

Los maestros y los padres tienen la obligación de ayudar a estos niños. Los niños controvertidos necesitan ser entrenados a renunciar a sus hábitos molestos;  los niños enojados pueden necesitar asesoramiento. Los padres deben ayudar a sus hijos a encontrar amistades en otros lugares: Grupos de jóvenes, equipos deportivos, proyectos de servicio comunitario, o con primos y vecinos.

 

Los responsables escolares pueden crear una gran diferencia en las vidas de los niños en situación de riesgo, así que asegúrese de hablar con ellos acerca de la ayuda que pueden ofrecer. Por ejemplo, puede ser que sean capaces de organizar grupos de amigos que ayuden a los niños aislados a que conecten con un amigo. Sólo 6 u 8 reuniones de un grupo de este tipo pueden tener un impacto positivo significativo. Los responsables también deben implementar políticas contra la intimidación y capacitar a los maestros para crear un entorno seguro social en el aula. 

 

Sólo se necesita un verdadero amigo para aliviar los peores aspectos de la soledad.

Facebook
Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Mejorar la habilidad de lectura con películas de cine

October 25, 2016

1/2
Please reload

Entradas recientes

December 20, 2016

December 13, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square